Tobias Widmer


  • tobias_closeup1co-propietario y coordinador de reservas
  • Profesional de la PGA de Inglaterra
  • Instructor Stack & Tilt
  • carrera terminada en las Academias de las Carolinas (EEUU) – Gerente de Club de Golf – Profesor – Club Fitter
  • de Suiza, 43 años, marido y padre de una hija y un hijo.
  • idiomas: aleman, castellano, ingles
  • trabajando en Mallorca y en esta escuela desde 2004
  • Campo de instruccion: Capdepera Golf, nordeste de Mallorca
  • co-autor y editor del libro “Golf-Konzentrat”

 

Como profesor de golf, intento siempre identificar el potencial técnico y mental de cada persona y transmitir la información de forma adaptada a cada individuo para facilitar su comprensión y optimizar el progreso de cada jugador.

Hay quien considera el golf como el segundo deporte más difícil, después del salto con pértiga. Esto es probablemente cierto, lo que convierte la enseñanza del golf en un verdadero desafío.

Desde mi punto de vista hay tres vías para afronta este desafío:

  1. Hacer hincapié en el aprendizaje técnico de los movimientos de swing con el objetivo de aprender o perfeccionar un swing técnicamente correcto.
  2. Aprender a mover la bola del punto A al punto B siguiendo un patrón de movimiento natural innato.
  3. Aprender o perfeccionar el swing a partir de un movimiento natural innato, como anteriormente descrito, pero además, utilizar la tecnología más moderna (cámara de alta velocidad, vídeo análisis, swing radar…) para mejorar técnica y físicamente los puntos débiles de cada jugador.

Personalmente, prefiero la tercera vía, y es la que utilizo en mi práctica diaria como profesor de golf. Intento que mis estudiantes aprendan el swing de la manera más sencilla posible pero siempre con un apoyo técnico adelantado.

Los objetivos que persigo en mis clases de golf son los siguientes:

  • Aprender un swing sencillo, funcional y repetible a través de unos patrones de movimiento igualmente sencillos y naturales.
  • Adquirir un contacto “Bola-cesped” consistente
  • Mantener una actitud mental positiva
  • Disfrutar del juego del golf
  • Ayudar a cada alumno a conseguir sus objetivos personales

El jugador notará una mejora importante en su swing, especialmente en el contacto, la distancia y el control de la bola. Sin embargo, creo que el progreso en el juego no viene de la noche a la mañana, y que tanto la paciencia como la práctica son dos pilares fundamentales. Es interesante recordar una frase de Vidal Sassoon: “The only place where success comes before work is in the dictionary.“

Les espero para compartir su interés por aprender y mejorar el que considero el juego mas bonito de todos.

Hasta pronto,

Tobias

Inscribirse / Pedir disponibilidad